Ángeles del Silencio

posted in: Poemas | 1

Los colores del cielo danzaban, sincronizados por el aliento del éter,
El navío de los ángeles dorados volaba con alas del color del marfil.

 

Los pinceles lanceolados del cielo, coloreados con el arrebol del universo,
Navegaban con la nave que se distanciaba de su sistema solar.

 

Abrupto, como el silencio inusitado, su capitán sin tripulación decidió partir,
Dejando atrás su mundo de colores, pasiones y amores, para ver con el alma.

 

Toika, Capitán del navío interestelar, había escuchado que los soles hablan,
Que las estrellas titilan porque albergan secretos, que llaman con arrullo.

 

Entre la vasta soledad el infinito, Toika decidió ponderar con la nave apagada.
La muerte vendría en unas horas; sin oxígeno la muerte sería sutil.

 

 

Sin embargo el navío apagado permitía el absoluto e inefable silencio,
Donde podía escuchar la infinitésima voz de las estrellas distantes.

A sus llamados acudió con los ojos como embudos, el alma explayada y vulnerable.
Sin gravedad artificial permitió que su cuerpo flotara para siempre, bordeada por la bóveda de la cabina que le permitía avistar la infinitud del silencio del universo.

 

image

One Response

  1. Muy interesante el tema en que se conectan diferentes dimensiones. El texto te transporta facilmente solo con leer un par de parrafos. Felicidades Pablito me encantaria saber que te inspiro a escribir sobre estos temas!!!!!

Leave a Reply